Quienes somos

Instituto Cristiano Evangélico Argentino

Somos una entidad educativa perteneciente a la FECEA “Federación Educacional Cristiana Evangélica Argentina” y compartimos con las escuelas evangélicas en sus distintos niveles el objetivo de servir a la juventud de nuestra patria, difundiendo los principios evangélicos tanto en su dimensión espiritual trascendental como en la proyección de esos principios de valores cristianos que contribuyen a dignificar al hombre como persona, consolidar la Fe, respeto a lo moral, el mejoramiento social, progreso comunitario y educativo, respeto mutuo, búsqueda de paz, amor y honestidad, valores intrínsecos al mensaje del evangelio de Jesús, sostenido en la Biblia, reconocida como la Palabra de Dios

Historia


Durante el año 1962, los hermanos de la iglesia Cristiana Evangélica de la localidad de Santos Lugares, calle Mohando 260 (hoy Patricios 2136), comenzaron en la planta alta del salón de reuniones, con un servicio de ayuda escolar a los niños de la Escuela Dominical y algunos mas del barrio que se agregaban, con la participación como maestra de la hermana Hortensia de De Alessandro. Esta actividad trajo como consecuencia que en sucesivas conversaciones de la maestra con el hermano Luis R. Díaz, llegaran a la conclusión, de la conveniencia de la creación de una Escuela Evangélica en la zona ya que las condiciones del País lo permitían y los hermanos estaban concientizándose de las amplias posibilidades de la evangelización por medio de la educación.


Promediando el año 1962, de común acuerdo con los hermanos de las iglesias de Santos Lugares y Sáenz Peña, citaron a los Pastores de las iglesias de lo que hoy son los Partidos de San Martin y Tres de Febrero, a una reunión informativa y deliberativa para explicar la inquietud de estos hermanos y la posibilidad de poder realizar un trabajo mancomunado, dicha reunión se realizó en el edificio de la Iglesia en Sáenz Peña y en la misma se decidió realizar una segunda reunión a los 15 días para que los presentes pudieran informar a cada iglesia local así tener el apoyo y la representación oficial de cada Congregación con el compromiso de orar intensamente por el tema.


En esa segunda reunión hubo consenso general y se delinearon las principales pautas por las cuales deberían trabajar la primera Comisión de Estudio y Planificación de cuatro miembros que se nombró ese día, presidida por el hermano Luis R. Díaz y se le acordó un mes para presentar un proyecto y los objetivos básicos generales para el futuro funcionamiento de la Escuela, ubicación, nombre, etc. Etc. Además se fijó la fecha para una futura reunión donde se nombraría la primera Comisión Directiva con los delegados representantes de cada congregación.


En la fecha establecida se realiza la reunión donde se aprueba el proyecto presentado y se procede a nombrar la Comisión Directiva Ejecutiva, integrada por Abel García, Carlos Rinaldi, Luis Díaz, Domingo De Alessandro, Julian Ontiveros (entre otros) quienes de inmediato se abocan a cumplir el primer objetivo que era encontrar un lugar físico que se había propuesto en el centro geográfico de la zona, fijado en las inmediaciones de la Estación Tropezón del F. C. Urquiza. Se vieron algunas propiedades y predios que no reunían las condiciones básicas del momento, ni futuras; en ese estado de cosas un hermano de la Comisión ofreció una propiedad, la que debía ser acondicionada para poder ser utilizada, con el entusiasmo del momento, no se tuvo en cuenta los inconvenientes que acarrearía en el futuro. Por lo que se acordó utilizar dicho lugar en las condiciones impuestas por su propietario, y que es precisamente el predio de la calle 4 de noviembre 5020, donde funciona en la actualidad.


Se comenzó con la tarea de adaptación y construcción con la colaboración y aportes de muchos hermanos, especialmente ancianos y viudas, muchos de ellos están hoy con el Señor, que con sus escasos recursos hicieron posible que la primera etapa de la obra llegara a feliz término para la fecha del comienzo del ciclo lectivo del año 1963 del Jardín de Infantes y la Escuela Primaria.


La hermana Hortencia de De Alessandro declinó ocupar el cargo de Directora de la escuela y ofreció su colaboración como secretaria sin cobrar sueldo, ya que tenía un puesto como maestra en una escuela estatal, el problema se solucionó momentáneamente con la incorporación por un año como directora de la hermana Ana María García de Mazzini quien prestó su colaboración y experiencia de manera desinteresada, ya que también mantuvo su cargo de maestra en una escuela estatal. Entre las primeras maestras podemos recordar a Margarita Vecchione, Nélida Panzitta, Victoria Koulaksisian y quienes se fueron incorporando posteriormente.


El objetivo principal no fue crear un centro de enseñanza mas, sino poder llegar a la educación integral del individuo en lo que se refiere a su personalidad: cuerpo, alma y espíritu; en su triple relación: con sigo mismo, con sus semejantes y sobre todo, con Dios, inculcando las enseñanzas Bíblicas y la necesidad de reconocimiento del pecado, el arrepentimiento y la fé en Cristo para la eterna salvación.

Con más de 50 años del Instituto Cristiano Evangélico Argentino, la institución cuenta con tres Niveles de enseñanza, Nivel Inicial, Escuela Primaria y Escuela Secundaria, con 1100 familias que reciben diariamente toda la contención que los tiempos actuales demandan.

Damos gracias a Dios por los hermanos y hermanas que colaboraron de diferentes maneras, muchos de ellos ya glorificados y los que aún siguen sosteniendo la obra con sus oraciones, aunque no faltaron los detractores y nuestro común enemigo, el diablo, siempre se ocupó de entorpecer el desarrollo y buen funcionamiento de la obra de Dios en la tierra. Damos gracias a Dios por su fidelidad a través de los años, ya que su Palabra sembrada ha llevado frutos en salvación de preciosas almas y el esfuerzo realizado ha sido mas que recompensado.